Autor Tema: Chistes Adventistas  (Leído 3944 veces)

Super Adventista

  • Visitante
Chistes Adventistas
« : enero 17, 2013, 05:04:02 pm »
El nuevo pastor comenzó su sermón. La iglesia estaba llena, y el calor de verano casi no se aguantaba. A la media hora el pastor decía, “Por eso nosotros DEBEMOS bla, bla, bla.” A la hora: “Y NO PODEMOS bla, bla.” A la hora y media los hermanos estaban super cansados. Cuando iban a ser ya dos horas que duraba el mensaje, entró una rana por la puerta, que estaba abierta por el calor. La rana saltó por el pasillo y se paró frente al púlpito. El pastor exclamó, “¿Qué significa esta rana?” De la última banca se escuchó un grito, “¡¡Que deeejes ir a tu pueeblooo!!”


¿Cómo le dijo Adán a Eva cuando tenía que hacer una diligencia? “Mi amor, plánchame la hojita, que voy a salir.”

Después de un largo día de predicación, el pastor iba manejando a su casa con su esposa. Volviéndola a ver, le dijo: “Mi amor, que cansado estoy.” La esposa respondió, “Yo estoy más cansada que tú.” “Pero, ¿cómo?” dijo el pastor. “¡Yo tuve que predicar cuatro sermones!” “Sí, y yo tuve que escucharlos todos,” respondió la esposa.

Sucedió en Guatemala que un pastor estaba en la predicación, y estaba hablando de la perfección. Él preguntó a la congregación, “¿Quién es PERFECTO?” Al instante se puso de pie un hermanito y le dijo, “YO SOY PERFECTO, porque así me pusieron mis padres.”

“¿Dónde podemos encontrar LA PAZ?” vociferaba un evangelista en una asamblea donde había sólo inconversos. Y así repitió su pregunta durante varias veces, hasta que se levantó un borracho y le dijo: “Pastor, ¡yo sé donde podemos encontrar LA PAZ!” El evangelista rápidamente pensó que este iba a decir que “en Cristo.” “LA PAZ, pastor, se halla en BOLIVIA,” respondió el borracho.


En un viaje a realizar una campaña, se rompió el freno del bus en el que iban. Mientras tanto, un joven líder se quedó dormido en el último asiento del bus. Al ver que el bus no tenía frenos, una hermana que sólo iba los domingos a la iglesia comenzó a orar en voz alta y muy desesperada. Todos los hermanos empezaron también a orar y a arrepentirse de sus pecados. El hermano que estaba detrás se despertó y dijo, “Si esto pasa en el bus ahora, ¡¿cómo será en la campaña?!”


¿Por qué Eva no trabajó nunca? Porque vivió a costillas de Adán.

Un diácono anciano, que acostumbraba orar cada miércoles en el culto de oración de la noche, terminaba siempre su oración del mismo modo: “Y Señor, quita todas las telarañas de mi vida.” Las telarañas eran todas aquellas cosas que no debían existir, pero que se habían acumulado durante la semana. Esto era ya demasiado para una persona que participaba en las reuniones y que había oído al diácono demasiadas veces. Así que cuando el diácono hizo esta oración, aquel hombre se puso de pie y dijo en voz alta: "¡Señor, Señor no lo hagas! ¡Mata mejor la ARAÑA!" Eso es lo que tiene que suceder.

Después de predicar acerca de los dones espirituales, un hermano vino y le preguntó al pastor, “Pastor, ¿qué hago? Yo sólo tengo un don y es el de criticar, que hago con el?” El pastor, después de pensarlo, le dijo: “¿Recuerda que el hombre que tenía sólo un talento se fue y lo enterró?” “Sí,” contestó el hermano. “Yo le recomendaría que hagas lo mismo con tu don.”


Billy Bray, un minero de Cornualles, tenía fama en toda la región de su piedad. Cierto año, su cosecha de papas fue casi nula. Mientras sacaba las papas de la tierra, Satanás le dijo: “¡Ya ves, Billy, que bien te paga tu Padre por todo lo que has servido este año! ¡Je je! ¡Mira que papas tan chiquitas!” “¡Vamos, Satanás!” exclamó Billy. “¿Con qué otra vez hablando mal de mi Padre, eh? ¡Bendito sea mi Padre! ¡Caray, cuando te servía a ti no tenía ni una papa! !Doy gracias a mi Padre por estas papitas!”

Desconectado JCabreraM

  • Miembro Completo
  • ***
  • Mensajes: 32
  • Adventista de Nacimiento
    • Ver Perfil
    • Foro Adventista.org
Re:Chistes Adventistas
« Respuesta #1 : marzo 09, 2013, 04:55:31 pm »
En una reunión de pastores... varios de ellos empezaron a platicar de sus "debilidades", uno de ellos dijo que le gustaban mucho las mujeres y de vez en cuando se deleitaba admirando a algunas hermanas de su Iglesia. Otro dijo que a veces le ganaba el apetito y pues comía mucha carne y picante, un tercero comentó que a veces las finanzas no andaban bien en su casa y disponía de fondos no autorizados... todos veían con cierto recelo a un compañero que se mostraba muy callado, después de insistirle que "confesara" sus pecados, el compañero les dijo que no les iba a gustar si lo describía, después de tanta insistencia, el compañero dijo: Mi debilidad es que me gusta ser comunicativo (chismoso) y no aguanto las ganas de ir a platicarle al presidente de la Asociación todos sus pecaditos... je je.

Super Adventista

  • Visitante
Re:Chistes Adventistas
« Respuesta #2 : marzo 14, 2013, 08:55:15 pm »
Ya que regresé al foro, voy a preparar unos chistecitos muy buenos para regocijo de nuestros hermanos.

Foro Adventista

Re:Chistes Adventistas
« Respuesta #2 : marzo 14, 2013, 08:55:15 pm »